¿Sabes realmente leer un N-P-K? ¿Sabes lo que hay detrás de la expresión del P y del K?

Divulga el conocimiento, es gratis!Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Pedro Raúl Solórzano Peraza

Cuando un agricultor adquiere un fertilizante, como por ejemplo fosfato diamónico (DAP), si pregunta su contenido de fósforo le responden 46%. Si es un fertilizante potásico, como por ejemplo sulfato de potasio (SP), le responderían que contiene 50% de potasio. Si es un fertilizante complejo, como por ejemplo 12-24-12CP, le responderían que contiene 12% de nitrógeno, 24% de fósforo y 12% de potasio, y que fue elaborado con cloruro de potasio. Sin embargo, eso no es cierto, ya que por convenios internacionales el fósforo se expresa en los fertilizantes como P2O5 y el potasio como K2O y solo el nitrógeno, en esta trilogía N-P-K, se expresa como N.

Lo anterior quiere decir que el fertilizante complejo 12-24-12CP contiene 12% de N, 24% de P2O5 y 12% de K2O, valores que si los expresamos como N-P-K, transformaría la fórmula en lo siguiente: 12-10,48-9,96CP, la cual por aproximación sería la fórmula 12-10-10CP por sus contenidos en N-P-K. Esto sería una situación complicada desde el punto de vista comercial, ya que no resultaría fácil convencer al usuario que la fórmula 12-10-10CP (12% de N, 10% de P y 10% de K) es la misma fórmula 12-24-12CP.

Vale la pena destacar que esos valores que aparecen en las etiquetas de los fertilizantes corresponden a cantidades de cada nutriente disponible para las plantas, solubles, y cada uno de los elementos mayores tiene su propia caracterización.

El nitrógeno (N) en los fertilizantes químicos corresponde al N total, el cual puede estar en forma de NH2 como en la urea, o en las formas de NH4+ (amónica) o NO3 (nítrica) como en los fertilizantes nitrato de amonio, sulfato de amonio y fosfatos de amonio. Recordemos que las plantas absorben el nitrógeno bajo las formas amónica y nítrica, pero al aplicar los fertilizantes químicos a los suelos, en condiciones normales de aireación, todas las formas nitrogenadas tienden hacia la formación de nitratos.

En lo que respecta al fósforo, su solubilidad en los diferentes fertilizantes es variable pero la etiqueta debe indicar la cantidad de fósforo aprovechable por las plantas; por ejemplo, en la roca fosfórica el P es insoluble y lo que aparece en la etiqueta debe ser indicado como P total. Hay fertilizantes a base de roca fosfórica parcialmente acidulada, que contienen parte del P en forma soluble, aprovechable por las plantas, y otra parte insoluble, por lo que la etiqueta debe indicar el % de P total y el % de P soluble. Entonces, las etiquetas de los fertilizantes indican el % de P soluble, disponible, pero expresado en forma de P2O5.

En los análisis de fósforo de los fertilizantes, se acepta para control de calidad métodos químicos que determinan P soluble en agua, P aprovechable y P total. El P soluble en agua más el P soluble en citrato de amonio normal y neutro, constituye el P aprovechable de los fertilizantes y es el que aparece en las etiquetas, pero como ya hemos indicado, se expresa por convenio internacional como porcentaje de P2O5 (% de P2O5). Es decir, cada vez que se identifica el contenido de fósforo de un fertilizante se expresa como P2O5 y para transformarlo en fósforo puro o % de P, el valor de P2O5 se debe dividir entre el factor 2,29. Este factor se deriva de la relación de los pesos de las moléculas P2O5/P2, o sea:

Peso de la molécula P2O5 = 62 + (16 x 5) = 142

Peso atómico del P = 31. Luego P2 = 31 x 2 = 62

Relación P2O5/P2 = 142/62 = 2,29

Por lo tanto, si un fertilizante tiene expresado su contenido de fósforo en 24%, el contenido real de P será 24/2,29 = 10,48% de P.

En los fertilizantes potásicos, las unidades del nutriente se expresan como K2O, que se identifica con el término potasa. Esta expresión ha sido cuestionada por muchos autores, ya que el término potasa se utilizó originalmente para el carbonato de potasio producido por el lavado de cenizas de madera. Además, K2O es una unidad de medida desafortunada, ya que no ocurre en forma natural. Para transformar K2O a K se utiliza la relación: 1% de K es equivalente a 1,2046% de K2O. Este valor se calcula de la siguiente manera:

Peso atómico del K =39,1. Luego K2 = 39,1 x 2 = 78,2

Peso de la molécula K2O = (39,1 x 2) + 16 = 78,2 +16 = 94,2

Relación K2O/K2 = 94,2/78,2 = 1,2046

Utilizando esta relación calculamos el contenido de nutriente K que contiene un fertilizante; por ejemplo, si la etiqueta indica 12% de K2O, su contenido real de K será12/1,2046 = 9,96% de K.

Es importante conocer estas expresiones y sus relaciones, porque en algunas oportunidades encontramos recomendaciones nutritivas basadas en los nutrientes P y K, y con este conocimiento, podemos transformar esos valores a P2O5 y K2O que es como vienen indicados en las etiquetas de los fertilizantes. Esta situación es extensiva a otros elementos nutritivos como los casos de Ca, Mg y S, los cuales generalmente vienen expresados en los fertilizantes y enmiendas como CaO, MgO y SO4=.

Recordemos que: SIN FERTILIZANTES es imposible producir la cantidad de alimentos que necesitamos para satisfacer los requerimientos de la población.

Fuente: pedroraulsolorzano@yahoo.com – www.pedroraulsolorzanoperaza.blogspot.com

Divulga el conocimiento, es gratis!Print this pageShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *